¿Qué se viene para el Alto Atrato después de ser declarado como un área protegida?

Carlos Mauricio Herrera, especialista de monitoreo y áreas protegidas de WWF Colombia, explica qué puede esperar el país con el área protegida que salvaguarda el lugar donde nace el río Atrato.

En la zona del Alto Atrato se estableció un Distrito de Manejo Integrado (DMI), categoría que reconoce la necesidad de conservar la biodiversidad, sus servicios ecosistémicos, y al mismo tiempo, realizar un manejo sostenible de los recursos naturales existentes por parte de la población local. En el DRMI se cuenta con suelos aptos para la implementación de técnicas agrícolas y pecuarias amigables con el ambiente, lo cual puede lograrse a través de acuerdos con las comunidades y un adecuado acompañamiento y administración por parte de la autoridad ambiental (Codechocó) y sus aliados técnicos y financieros, entre ellos WWF Colombia.

Para los habitantes del Chocó Biogeográfico – y para todo el país – esta es una noticia muy positiva, pues al preservar estos bosques, miles de personas se benefician debido a la importancia de los servicios ecosistémicos que prestan, principalmente por el componente hídrico y el lograr la protección el nacimiento de un río tan importante como lo es el Atrato. Además, se preservan frente a múltiples amenazas que generan riesgo en el aprovisionamiento de dichos servicios.

La región es una estrella hídrica enmarcada en ecosistemas de alta montaña que beneficia a las regiones del Chocó Biogeográfico y Andina. Sin la adecuada conservación de estos bosques, que son  custodios del origen del río Atrato, se pone en riesgo una de las principales cuencas hidrográficas de Colombia.

El proceso

Para lograr que una zona sea declarada como área protegida se deben realizar múltiples tareas. Aquí te contamos en resumen cómo se consiguió.

Paso 1: Preparación

Se valoró la iniciativa para determinar su importancia como área de conservación, se revisó la información sociocultural y ambiental disponible de la zona y se establecieron canales de comunicación a través del trabajo entre Codechocó y sus aliados técnicos.

Paso 2: Aprestamiento

Se identificaron los actores institucionales, locales y las organizaciones de la zona con quienes se debería adelantar el proceso.

Se desarrolló la base técnica y se hicieron los análisis de la propiedad y los usos necesarios para avanzar en la determinación de la categoría de conservación y manejo.

Paso 3: Declaratoria

Se sustenta el proceso que se ha adelantado de manera participativa ante el instituto de investigación, se realizan acuerdos con los actores locales para el manejo y se genera el documento síntesis. Una vez hecho esto, se suscribe el acto administrativo por el cual se declara el área protegida. Esto sucedió en diciembre del 2016.

¿Qué pasa después?

La declaratoria es un primer paso para alcanzar la conservación efectiva de la zona. Dentro del trabajo desarrollado por WWF a través del Proyecto GEF Conservación de la biodiversidad en paisajes impactados por la minería en el Chocó biogeográfico se proponen las siguientes acciones para que se avance en su conservación y manejo efectivo:

  • Se debe hacer un proceso adecuado de planeación, que conlleve a la formulación del Plan de Manejo participativo con un adecuado componente estratégico y de sostenibilidad.
  • Es necesario conformar y capacitar un equipo para actividades de monitoreo, control y vigilancia y seguimiento al estado de sus objetos de conservación.
  • Se necesitan adelantar procesos de restauración ecológica de las partes alta y media de la quebrada La Sucia (abastecedora del acueducto municipal).
  • Se requiere investigación científica para la conservación y manejo
  • Es indispensable realizar acciones de sensibilización, educación ambiental y promoción de los valores del área y sus beneficios ecológicos, sociales y económicos
  • Una tarea clave es ubicar señalización para informar a los visitantes que se encuentran en un área protegida regional de importancia global
  • Para favorecer el desarrollo rural sostenible, se debe ejecutar un plan con acciones que promuevan mejores prácticas ambientales en los habitantes de la zona, incluyendo elementos de sostenibilidad ambiental, financiera y social.