Líderes locales y funcionarios se gradúan de diplomado sobre los retos y potencialidades del Pacífico

En total 52 personas concluyeron con éxito el curso que buscó fortalecer capacidades locales y generar redes de trabajo entre las instituciones y las comunidades.

Miércoles 16 de mayo de 2018 – Culminó en Quibdó el diplomado Territorio, biodiversidad y retos del desarrollo en el Pacífico un programa académico que inició en 2017 dirigido a funcionarios de instituciones nacionales, regionales y locales, además de líderes de diferentes comunidades. El programa combinó sesiones magistrales, ejercicios prácticos y un espacio de diálogo interinstitucional y finalizó con la creación de proyectos que podrán ser desarrollados desde diversas entidades y grupos de trabajo.

“Yo no sabía que los impactos de la minería eran tan graves y creo que la mayoría de las personas en este territorio tampoco lo saben. Ese desconocimiento nos ha llevado a cometer errores y por eso es tan importante que podamos formarnos” explica Ana Berta Paneso, una de las líderes locales de Chocó, miembro del Consejo Comunitario COCOMACIA  sobre su participación en el diplomado Territorio, biodiversidad y retos del desarrollo en el Pacífico.

Junto a Ana, otros 51 líderes locales y funcionarios relacionados con el Pacífico, algunos de los cuales no habían visitado el departamento, acaban de terminar este curso de un año en el que recibieron formación relacionada con políticas públicas, derechos, temas ambientales, jurídicos y mineros, entre otros. En los encuentros, que se realizaron de manera paralela entre Bogotá y Quibdó, participaron líderes de organizaciones locales, representantes de Parques Nacionales, Corporaciones Autónomas Regionales, Ministerio de Minas, Instituto Nacional de Salud y Gobiernos locales, entre otros.

“Partiendo de la necesidad de llevar a cabo procesos de construcción colectiva, desarrollamos con éxito este programa de formación que estuvo liderado por el Proyecto GEF/PNUD Biodiversidad y Minería, WWF Colombia y el Instituto de Estudios Interculturales de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali”, explica Mauricio Cabrera Leal, Coordinador del Proyecto GEF / PNUD Biodiversidad y Minería.

Si en algo coinciden todos los participantes hoy, es en la necesidad de conocer las realidades y desafíos de territorios como el Pacífico e impulsar procesos de construcción colectiva para que los procesos de planificación sean más efectivos. También, en que sí es posible impulsar un desarrollo sostenible basado en la biodiversidad de esta región. En palabras de Marta Berrio, otra de las participantes, “gracias al diplomado hoy sabemos lo que tenemos y entendemos que sí podemos producir de manera sostenible”.

Los profesores del Instituto de Estudios Interculturales de la Universidad Javeriana coinciden en que este esfuerzo ha permitido descentralizar la oferta formativa llegando directamente a Quibdó, y que para el fortalecimiento de las capacidades en el territorio ha sido de gran utilidad incluir el análisis y comprensión de cómo se está organizando la política pública desde el nivel nacional. Felipe Lesmes, del PNUD está de acuerdo: “una de las problemáticas cuando se construyen políticas públicas desde el centro es que se desconocen las realidades de la gente, por eso es indispensable estar en los territorios y aumentar el conocimiento para lograr políticas que se apliquen en el territorio”. Esa fue precisamente  la apuesta del diplomado.

A través de esta oferta educativa más personas de la región pudieron cualificar y ampliar sus conocimientos, además de lograr una comprensión de doble vía sobre las realidades locales y las perspectivas a nivel país. Se espera que el acercamiento a los funcionarios públicos del orden nacional ayude a una mejor comprensión de las dinámicas del Pacífico y esto se materialice en programas y políticas públicas más acordes a los contextos y problemáticas de la región. Además, los proyectos que se ejecuten contribuirán al ordenamiento territorial, la gobernanza y el desarrollo local sostenible.

El resultado de este esfuerzo se resume en las palabras de Ana Córdoba, otras de las participantes: “Le recomendaría un diplomado como este a cualquier líder comunitario interesado en el bienestar de su comunidad y su territorio. Me siento mucho más fuerte para seguir luchando por la conservación de nuestro territorio que es la opción por la vida de todos nosotros”.